Peligro: problemas por presión baja en neumáticos de moto

Los neumáticos, en nuestras Kawasaki Vulcan S o en cualquier otra moto, constituyen uno de los elementos de seguridad más importantes en una motocicleta. No en vano son nuestro punto de contacto con el asfalto y su estado determina en ciertas situaciones si seremos o no capaces de llevar a cabo la trazada de una curva, casi tanto como nuestra capacidad y experiencia como pilotos.

Comprobar su estado físico es, por tanto, fundamental, así como las condiciones en que están “trabajando” para nosotros. Eso incluye la presión como herramienta para el desempeño normal de sus funciones. Tanto como un mecánico necesita herramientas, o un soldado su fusil.

Por desgracia la presión del neumático está condicionada por elementos que, a veces, escapan a nuestro control. Depende de la calidad de los materiales (y por tanto del dinero que gastemos en ellos), pero también de las condiciones atmosféricas, de la temperatura, etc. Así pues, por mucho que confiemos en el fabricante, debemos revisar su estado regularmente, incluyendo el estado de desgaste, la profundidad de los surcos y la presión.

Esta es una lección que, por desgracia, he aprendido “por las malas”. La siguiente imagen muestra el estado de mi neumático trasero (Kawasaki Vulcan S) después de un mes circulando con una presión excesivamente baja.

presion-baja-neumatico-moto-3

Como muestra la siguiente imagen, circular con  la presión baja provoca que el contacto del neumático con el asfalto (figura 1) no se produzca de la manera en que estos han sido fabricados para rodar (figura 2).

presion-neumatico-moto

Los resultados son:

  1. Desgaste anormalmente alto en los laterales del neumático, haciendo altamente inseguro el tránsito en curvas, cuando la moto circula tumbada.
  2. Deformación de la banda de rodadura por su zona central, como muestran las imágenes.

presion-baja-neumatico-moto

De la misma manera, aunque los efectos no sean tan visibles, podemos tener problemas si  la presión es demasiado  alta. En este caso la banda de rodadura,y por tanto la superficie de contacto con el asfalto, disminuye, haciendo que, especialmente en curvas pronunciadas, podamos perder adherencia e incluso nos vayamos al suelo.

Comparación con el neumático nuevo
Comparación con el neumático nuevo.

¿Cómo evitar los problemas derivados de una presión incorrecta en los neumáticos?

Pues muy fácil: revisando la presión periódicamente. Si esta revisión va acompañada de un chequeo visual del estado, pues mejor que mejor. La profundidad mínima legal de los surcos de la banda de rodadura ha de ser de 1.6mm. Comprobar esto puede ahorrarnos disgustos en forma de multa y, lo que sería peor aún, en forma de caída.

Así que por vuestro bien, por el bien de vuestro acompañante, por el bien de vuestra moto: revisad la presión de los neumáticos y estado de desgaste al menos una vez al mes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *