Sección entrevistas moteras – Ruteando entre Milenios

Ruteando entre Milenios: Desde un milenio al siguiente devorando cientos de miles de kilómetros en moto.

harley-davidson-knucklehead-george-smith

Comenzamos una sección en la que vamos a entrevistar a todos nuestros moteros conocidos y desconocidos que comenzaron a rodar en moto en el milenio anterior -en el que surgieron las motos- y que aún se suben a su moto a fecha de hoy, en el año 2016. Esta posibilidad -la “extraña ruta” que va desde un milenio a otro posterior- no volverá a ocurrir. Puede que en el año 3001 las motocicletas ya no existan. Al paso que vamos, estarán radicalmente prohibidas o serán otra “cosa” totalmente distinta.

Como ya sabéis que el autor de estas líneas es un tanto disperso, permitidme por favor un poco de pirotecnia y disgresión:

No había motos en el año 1001 de nuestra era. Sí, en cambio, unos 300 millones de humanos cuya porción cristiana respiró aliviada al no llegar el anunciado, inminente y temido “primer apocalipsis milenarista” que tenía que haber ocurrido en algún momento impreciso del año 1000, según las predicciones del clero medieval. Cesaron los disturbios debidos al miedo apocalíptico, se calmaron las cosas, desapareció la Edad Media y, al llegar el Renacimiento, se pusieron las bases para los grandes descubrimientos e inventos. La motocicleta -gran invento, el mejor para muchos de nosotros- apareció en el siglo XIX. Y la “motocicleta custom” nació después de 1945.

Pero… se aunciaba otro apocalipsis para el siguiente cambio de milenio. Algunos “tecnócratas de poca fe” dijeron que el “Efecto Año 2000” barrería la civilización del planeta tal y como la conocemos. Los moteros respiraron aliviados al comprobar satisfactoriamente que sus motocicletas no incorporaban computadores digitales. Para conseguir combustible únicamente había que ver otra vez los vídeos de “Mad Max” antes de que desaparecieran las centrales eléctricas.

Igual que poco antes del año mil se hicieron grandes fortunas debidas al terror apocalíptico -muchos malvendieron sus posesiones para ir a morir a Tierra Santa- las grandes empresas de tecnólogos y consultores ganaron mucho dinero para buscar soluciones y evitar el masivo colapso de los ordenadores. LLegó la fecha y… no pasó nada. La comunidad motera respiró aliviada otra vez y muchos de ellos siguen montando en moto estos días.

Como hemos dicho, es muy improbable que se repita esta posibilidad. Por ello vamos a traer aquí las opiniones que nos quieran dar y ofrecer los ‘moteros de la calle’ (nunca mejor dicho) que somos nosotros, vosotros y los que podamos encontrar. Gente anónima, “no famosa” fuera de nuestra cultura, que sigue circulando en su motocicleta y fiel a sus comienzos. Y que lo seguirán haciendo sin ninguna duda.

Hemos redactado un sencillo cuestionario tipo para estas ‘entrevistas heterodoxas’. Estoy seguro de que vamos a ganar en conocimientos y en perspectiva. Vamos, pues, a buscar a estos moteros. Es un gran proyecto y desde luego que tardaremos.

Pero… ¿Qué ocurre si tienes algo importante que decir y has obtenido el permiso de conducir a partir del 2001…? O, quizá, llevas la moto en la sangre y ya no puedes conducir pero quieres contar tu historia, hablarnos de tus ideas e inquietudes o de ese libro que estás escribiendo…o de esa moto de tu abuelo que has restaurado y transformado. En ese caso, por favor, siéntete libre de conectar con nosotros y tendrás una tribuna aquí porque nuestra finalidad es transmitir la “cultura biker” a los demás a través de vosotros.

Primera entrevista: entrevista a Cañas.