Consejos para ir de pasajero en una moto

Hace más de 35 años que monto en moto, y siempre he sido la pasajera, paquete, copiloto o como queráis llamar a la persona que sube atrás en la moto. No conduzco pero disfruto muchísimo con la máquina y todo lo que ofrece.

vespino antiguo

Empecé bien pequeña a ir en moto. Diría que tenía unos 7 años. Recuerdo que era un Vespino, era de mi padre, y vale, es un ciclomotor, no una moto como tal, pero cuando era pequeña lo llamaba “la moto” y mi padre me llevaba por las calles de la ciudad a hacer recados, a casa de mis abuelos y hasta a pasear por gusto. Me encantaba.

yamaha special

Años después, ya entrada en la adolescencia mi padre llegó con una sorpresa. Por fin había logrado comprarse la moto de sus sueños. Era una Yamaha SR 250, la Yamaha Special, negra, reluciente, y con ella los dos hicimos muchas rutas juntos por la sierra de Andalucía. Así que él me enseñó a subir en moto y ser una buena copiloto.

moto dos cascos

Ahora subo atrás de la moto de mi chico, una flamante Kawasaki Vulcan S blanca, y vuelvo a recordar lo necesario para ser buen pasajero en la moto y disfrutar de la carretera dejando disfrutar al piloto y disfrutando tú.

Tips para ser un buen pasajero en la moto:

Equipación:

Antes de subir asegúrate de que llevas toda la equipación bien colocada. Es mejor que no te dediques a reajustarte los guantes, o colocarte la rodillera mientras estás en marcha.

Al subirte a la moto:

En primer lugar, antes de que monte el copiloto el piloto debe haber subido y estar alerta y preparado. No queremos tirarlo al suelo.

Busca la mejor forma para hacerlo con comodidad para el piloto y para ti y seguridad para los dos. Lo ideal es subir antes de quitar la patilla. Intenta no ser muy brusco. Si tienes que apoyarte en el piloto, que sea en sus hombros. nunca en los brazos, si está la moto sin la patilla puedes hacer que se caiga la moto. Si necesitas subir a la estribera para subir a la moto, hazlo suavemente, y recuerda, apóyate en los hombro del piloto.

Lo mejor es que pienses bien la primera vez la forma de subir. Si tiene respaldo puedes levantar la pierna por encima del respaldo o doblándola para que entre, también puedes subir a un estribo. En mi caso paso la pierna derecha por encima del respaldo, a veces con pantalón con protecciones tengo menos movilidad y necesito usar las manos para subir más la pierna (mi agilidad es limitada, sí).

Una opción muy utilizada es poner el pie izquierdo en el estribo izquierdo (piensa en subir a caballo), mano izquierda en hombro de conductor, sube de pie sobre el estribo y sube la pierna por encima del asiento hasta el otro estribo. Luego baja. Al dejar el cuerpo apoyado sobre un punto lateral es fundamental que el piloto esté totalmente colocado y preparado.

No te muevas mucho:

Con tus movimientos el comportamiento de la moto puede cambiar, en ocasiones de forma radical. Si lo haces en una curva o frenando puede ser un cambio crucial. Así que no hagas cosas como volcarte en el sentido contrario al piloto en una curva (o creerte el piloto), aunque a veces, si no has subido mucho en una moto que se tumba, el cuerpo tiende a hacerlo por inercia. Controla.

Cuidado con el casco:

Busca una posición cómoda con la que no vayas dando con tu casco al piloto. Lo mejor es inclinarse un poco hacia la derecha o la izquierda ligeramente, como si te asomaras por encima del hombro, así además verás la carretera mejor. Al principio será inevitable algún choque o dos de cascos, sobre todo si no habéis subido nunca juntos, pero en unos minutos puedes medir la distancia y lograr que esto deje de pasar.

moto con pasajero vulcan s

Agárrate:

El piloto te dirá la mejor forma de agarrarte, no debes ir suelto de manos en la moto (lo dice hasta el manual de examen, ojo). Dependerá del tipo de moto, por eso digo que el conductor te explicará cómo hacerlo.

No es lo mismo una moto deportiva, en la que vas mucho más arriba que el conductor, motos en las que tienes que apoyarte en el depósito e ir tumbados, que una Custom en la que puedes ir incluso algo apoyado en el respaldo.

Siempre que puedas agárrate a la cintura del piloto, sin pasarte de fuerza, ya que quieres dejarle libertad de movimiento. Nunca elijas los hombros del piloto para agarrarte.

Utiliza las piernas para hacer pinza, aprieta un poco las rodillas contra la moto o las caderas del piloto y en las frenadas no te irás hacia adelante.

Si la moto tiene un sitio específico para agarrarte, o incluso sitio en el respaldo, puedes ir cambiando en rutas largas el lugar para agarrarte, yo alterno la cintura de mi chico con la parrilla del respaldo.

Semáforos:

No son un momento para relajarte y dedicarte a moverte. Si quieres moverte, aunque estés parado en un semáforo, avisa y, por supuesto, está atento al color del disco. Si el semáforo se pone verde el piloto debe estar pendiente solo de salir y hacerlo bien, no de que te recoloques.

Los pies:

Apoya bien los pies en los estribos. No se trata de sentarte y relajar piernas y pies dejándolo colgados o que se levanten con nada, esto es fundamental para equilibrar tu centro de gravedad. La prueba sería que sepas que pudieras levantarte un poco en los estribos si fuera necesario (que no tiene por qué serlo).

Pacta señas:

Si no tienes comunicador de casco a casco (a mí no me gustan) en ciudad tal vez puedas hablar (a gritos, eso sí) con el piloto en momentos puntuales, desde luego no ir charlando con él. En carretera olvídate, no te oye. Lo mejor es pactar señales antes de subir. Por ejemplo, yo si necesito parar lo antes posible le golpeo suavemente a mi chico la cintura en el lado derecho un par de veces. Si le doy dos golpes un pelín más fuertes significa “para ya, ahora”.

Presta atención:

No estés “a por uvas”, permanece atento a la carretera, a la calle y a lo que pasa a tu alrededor. Un frenazo con un copiloto bien sujeto y sin mover es mucho más recomendable que si te caes encima del piloto al frenar y lo desplazas.

Bajar:

Espera a que la moto esté parada totalmente y el piloto tenga los dos pies apoyados en el suelo. No empieces a moverte y quitarte guantes o desabrochar casco antes de que pare, en la parada es fundamental el equilibrio.

moto pasajero parado

Relájate:

Es el primer consejo que te dan si preguntas, evita tensiones, si vas relajado lo transmites al piloto y todo irá mejor.

Y recuerda, la clave es la confianza, no subas si no te da confianza el piloto.

Un último consejo: recuerda pasarlo bien, si subes a una moto que sea porque te apetece, porque tienes ganas y porque eres capaz de disfrutar.